La procrastinación es un problema que ha afligido a las personas a lo largo del tiempo. Hay muchas soluciones nuevas y antiguas para tratar este problema.Pero para que puedas entender cómo te puede ayudar la hipnosis a detener la procrastinación tenemos que entender primero porque procrastinamos.

A la gente le encanta posponer las cosas para obtener la gratificación instantánea ahora. Obviamente, esto genera problemas porque todos tenemos responsabilidades que debemos cumplir. Algunas veces esas son tareas que otros (como un jefe) asignan para nosotros, otras veces son metas que nos hemos establecido para las que nunca parecemos darnos tiempo. Un gran ejemplo es aprender un instrumento u otro idioma. La mayoría de las personas tiene deseos de vivir mucho más de lo que lo hacen actualmente, pero la postergación les priva de lo único que realmente poseen:  el momento presente.

“La procrastinación es la ladrona del tiempo; colócalo “- Charles Dickens

“No se puede escapar de la responsabilidad del mañana evadiéndolo hoy”. – Abraham Lincoln

 

¿Por qué postergamos?

Las personas postergan por una variedad de razones diferentes, aquí están solo algunas de las más comunes:

 

Miedo al fracaso

Miedo al éxito

Miedo a lo desconocido

 

Lo creas  o no, la pereza no es la razón principal por la que las personas posponen las cosas. Todos estamos motivados para hacer cosas, y nuestras esperanzas y miedos internos son los que guían esa motivación. Es importante hacerse algunas preguntas para determinar por qué procrastinamos  una tarea en particular.

Ejercicio uno:

 

Esta próxima parte es interactiva, y es importante que realmente ejecutes este ejercicio en tu cabeza. No te preocupes, sólo tienes que escribir un poco y  en realidad no tieneS que levantarte y hacer algo. Solo te tomará unos minutos y te dará una idea más clara de lo que estamos hablando.

Continúa y escoge algo en tu vida que has postergado por un tiempo. Podría ser una tarea personal, un objetivo que podrías tener o quizás una tarea que le hayas asignado alguien. Piénselo ahora y hazte estas preguntas. Tómate unos 30 segundos o un minuto para responder cada pregunta, escribe las respuestas.

 

¿Qué gano si completo esta tarea?

¿Qué pierdo si realizo esta tarea?

 

¿Qué pasa si tengo éxito?

¿Qué pasa si fallo?

 

Este es un buen ejemplo de las respuestas que alguien podría dar sobre por qué están postergando ir a hacer ejercicio a un gimnasio:

 

¿Qué gano si realizo esta tarea?

Bueno, estaré en mejor forma física y mentalmente. Ganaré más autoconfianza y  mejorará mi  autoestima. Ganaré más resistencia y se fortalecerá mi sistema inmunológico. También habré creado un hábito saludable.

¿Qué pierdo si realizo esta tarea?

Pierdo tiempo de ir al gimnasio. Esto podría reducir el tiempo que dedico a otras actividades o salir con amigos. También podría ser demasiado grande y musculoso y eso es asqueroso.

 

¿Qué sucede si tengo éxito?

Ganaré todas las cosas mencionadas anteriormente. Me habré demostrado a mí mismo que soy mucho más duro de lo que originalmente pensé. Este éxito me dará impulso para lograr otras cosas en mi vida.

¿Qué sucede si fallo?

Me sentiré como estúpido por intentar mejorarme a mí mismo. La gente puede burlarse de mí, y estoy seguro de que algunos dirán: “Te lo dije”. La buena noticia es que tendré más tiempo para hacer otras actividades  y no tendré que probar en otra cosa  por mucho tiempo.

 

Como puede ver, en este ejemplo hay algunos beneficios al fallar, y hay algunos aspectos negativos para tener éxito. La mayoría de la gente lo sabe inconscientemente, pero no es algo de lo que estén conscientes.

 

Hábitos

 

Las personas somos criaturas de hábitos. Los expertos en comportamiento estiman que alrededor del 88% de todas las actividades que realizamos a lo largo del día son automáticas. Estas son cosas como caminar, respirar, conducir, etc. … pero también incluyen cómo pensamos. Cómo pensamos sobre el dinero, cómo pensamos sobre el amor, cómo pensamos acerca de nosotros mismos. Todos estos procesos están arraigados en las conexiones neuronales de nuestro cerebro y son en gran medida automáticos, son acciones subconscientes.

 

Esto es una bendición y una maldición. Es una bendición porque si tienes arraigados buenos hábitos, es fácil seguir obteniendo más éxito y mejores resultados. Lo mismo es cierto si tienes arraigados malos hábitos, tiendes a generar un impulso negativo y malos resultados sin saber realmente por qué.

 

En las ciencias sociales se dice que toma aproximadamente 21 días formar un nuevo hábito. Eso es cierto en su mayor parte, especialmente si intenta crear ese hábito a través de una rígida estructura de autodisciplina lógica. Sin embargo, hay otra manera, una especie de truco mental si se quiere. Eso es utilizar el poder del subconsciente para que funcione para tí y tus objetivos.

¿Cómo te puede ayudar  la  hipnosis para Detener la Procrastinación?

 

La hipnosis es una herramienta que utiliza el subconsciente de una persona para permitirle crear nuevos hábitos y cambiar su perspectiva de la vida. Si internalizas una nueva visión de ti mismo, automáticamente cambias tu comportamiento para alinearte con esta nueva perspectiva.

 

Esto puede ser útil para cosas como fumar. Si te ves como un no fumador, simplemente no tiene sentido encender un cigarrillo. Cómo te ves a tí mismo es en gran medida un proceso automático controlado por el subconsciente. Si podemos cambiar eso, entonces crear nuevos hábitos se vuelve mucho más fácil.

¡Esta es una gran manera de ACELERAR  esa estructura de creación de hábitos de 21 días en MARCHA!

¿Quieres más información o pedir una cita personal?

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: